15 Beneficios de Las Bicicletas Sin Pedales Para Niños

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Beneficios-De-Las-Bicicletas-Sin-Pedales-Para-Niños

Ya somos adultos, pero los tiempos realmente no han cambiado y las bicicletas siguen siendo uno de los mayores entretenimientos para los más pequeños de casa, por lo que enseñarlos a montarlas continúa siendo parte de su crecimiento.

Para que tus niños no se sientan derrotados luego de algunas caídas en sus primeras aventuras a dos ruedas y para que aprendan a andar sin ruedines, las bicicletas sin pedales son una gran solución que ayudará a que mejoren su equilibrio, entre otros beneficios que conocerás aquí.

¿Cómo saber que tu niño está listo para una bicicleta sin pedales?

Las bicicletas sin pedales o bicicletas de entrenamiento, se caracterizan por tener el armazón de una bici convencional, con dos ruedas, un manillar y la particularidad de que no hay que pedalear en ellas, ya que están diseñadas para que el niño sea empujado o se deslice con sus pies.

Estas bicis están recomendadas para niños a partir de los dos años, sabréis cuando el pequeño esté listo porque caminará solo con confianza, siendo algo necesario para poder empujarse a sí mismo con sus piernas sobre la bici sin pedales.

No debéis forzar a tu niño a utilizar una bicicleta sin pedales, esta debe ser una experiencia que disfruten y que tengan un impacto positivo, de esta manera, cuando hagan el cambio a una bicicleta convencional de dos ruedas, les será mucho más sencillo el utilizarlas por sí solos.

Beneficios de utilizar bicicletas sin pedales para niños

No solo son una manera divertida de aprender a andar en bicicleta, sino que también cuentan con un montón de beneficios que ayudarán en el desarrollo de las habilidades de vuestros pequeños.

Comencemos por conocer cada una de estas ventajas:

1. Son asequibles:

Estas bicis son realmente económicas y no representarán una gran inversión, siendo también más prácticas que otras opciones como triciclos o bicicletas convencionales que cuenten con ruedines, esto al buscar una forma sencilla con la que vuestros niños comiencen a andar en dos ruedas.

2. Entusiasmo:

Con bicicletas sin pedales los niños pueden ser mucho más independientes, ya que, una vez que se acostumbren a ellas, podrán tomarla y empujarse por sí solos, consiguiendo un mejor equilibrio de forma natural.

3. Tiempo en familia:

Estas bicicletas permiten también pasar tiempo en familia, ya que impulsa a todos a realizar actividades al aire libre con vuestros niños cuidando de que vaya a una velocidad indicada, en áreas donde pueda jugar y compartiendo su emoción de andar en dos ruedas por primera vez.

Las bicicletas sin pedales son fáciles de llevar a todos lados, así que podréis montarlas en vuestro coche y tener una linda tarde en el parque mientas los peques se divierten al máximo.

4. Aceleración:

Los niños que practican con bicicletas de estabilidad son capaces de pedalear de forma independiente desde temprana edad, por lo que logran aprender más rápido que aquellos que utilizan ruedas de entrenamiento, esto debido a que las primeras mejoran el equilibrio y el balance, por lo que montarse en una bici convencional será pan comido.

5. Seguridad:

niño-en-bicicleta-de-entrenamiento-de-madera

En las primeras etapas de aprender a andar en bici, los niños siempre tendrán el riesgo de caerse, sobre todo cuando no tienen suficiente confianza en hacerlo por sí solos.

Para crear esta confianza, los niños deben de pararse de forma cómoda sobre la bici, cosa que permitirá una bicicleta de entrenamiento y que ayudará en el momento que les corresponda montarse en una bici tradicional.

6. Reglas básicas de tránsito:

Al montar la bici sin pedales fuera de casa, los niños podrán comprender las reglas más básicas del tránsito, como parar en las señalizaciones, mirar a los lados antes de cruzar y respetar el espacio de otros niños que andan en bici.

Antes de salir a explorar el mundo, es necesario que el niño conozca las reglas esenciales de cómo funciona todo lo que le rodea.

7. Para su salud:

Con tanta tecnología que rodea a los niños hoy en día, no es sorpresa que cada vez se alejen más de los juegos tradicionales, lo que hace que estos sean menos activos.

Con las bicicletas sin pedales los niños podrán realizar actividades físicas con mayor frecuencia, lo que ayudará a que se mantengan saludables.

8. Actividades al aire libre:

Combinado con el beneficio anterior y con mantener a los niños activos en lugar de encerrados en casa todo el día frente a una pantalla, las bicicletas sin pedales serán perfectas para que puedan jugar en exteriores, lo que mejorará sus hábitos deportivos.

9. Reaccionan a los estímulos:

Otro de los beneficios que conseguirán vuestros niños al utilizar las bicicletas sin pedales, es el poder reaccionar a su entorno, comprendiendo como lidiar con los factores del exterior, como la temperatura, viento y lluvia, familiarizándose con todo lo que les rodea y haciendo que la transición a pedalear sea mucho más sencilla.

10. Son fáciles de usar:

Sumado a todos los beneficios de la lista, debéis agregar que estas bicicletas son muy fáciles de usar, sobre todo para niños pequeños que quieran comenzar a montar bicicleta, ya que solo tendrán que ubicarse en su asiento y, luego de algunas carreras empujadas por vosotros, comenzarán a empujarse por sí solos con sus piernas.

11. Mejoran la fuerza y la coordinación:

Estas bicicletas son ideales para trabajar la musculatura, además de que mejoran la coordinación, el balance y el equilibrio, siendo factores que, en un niño en plena etapa en crecimiento, deben ser estimulados con frecuencia y qué mejor manera que jugando con una divertida bicicleta sin pedales.

12. Son una manera segura de comenzar a pedalear:

La seguridad de los más pequeños lo es todo y estoy segura de que ningún padre desea que las primeras aventuras de sus pequeños en dos ruedas resulten traumáticas, lo que casi siempre sucede debido a las caídas al perder el equilibrio.

Con estas bicicletas sin pedales, aún cuando exista el riesgo de que los niños puedan caer, será mucho menor, ya que tendrán todo el control del juguete educativo al poder permanecer de pie sobre estos.

13. Hacen del ejercicio algo divertido:

Los niños prefieren jugar que realizar actividades deportivas, por lo que una manera de persuadirlos hacia un estilo de vida más saludable es con juguetes como estos, que los motiven a salir de casa y a mantenerse siempre activos, corriendo y quemando esa energía adicional que todo pequeño lleva consigo.

14. Son convenientes para los padres:

Todo padre y madre ha tenido que pasar por la etapa de enseñar a andar en bici a su pequeño, muchos no cuentan con el tiempo suficiente para ello, por lo que no pueden dedicarle la atención que quisieran a las primeras pedaleadas de su niño.

Por esta razón, las bicicletas sin pedales son perfectas para que luego de algunas clases, los niños comiencen a utilizarlas por sí solos, preparándose para cuando lleguen las bicis de dos ruedas con pedales.

15. Permiten saltar las ruedas de entrenamiento:

Estas bicis no solo mejoran destrezas motoras, dan confianza y brindan equilibrio a los niños, sino que les permite pasar por alto la etapa de las rueditas de entrenamiento, que pueden resultar bastante molestas para algunos e incluso perjudiciales, al acostumbrar a los pequeños a depender de ellas y tener que, prácticamente, comenzar a aprender nuevamente.