Las 7 Mejores Pizarras Para Niños Que Estimularán Su Creatividad

Comparativa & Opiniones
pizarra para niño

Desde aprender a leer, escribir y hasta dibujar, son actividades que vuestros pequeños podrán hacer desde la comodidad de casa al contar con la mejor pizarra para niños, un juguete infantil que por más tiempo que transcurra, no pasa de moda.

Elegir la mejor pizarra para tus hijos no tiene que ser algo complicado, ya que, con fijaros en algunas características, llevaréis a vuestro hogar un modelo muy divertido.

¿Cuál es la mejor pizarra para niños?

En un mercado con tantas opciones, es normal que os encontréis en medio de la confusión de cuál modelo será el mejor para vuestros pequeños, siendo estos juguetes educativos para niños, es necesario que cuente con funciones o características que contribuyan a su crecimiento, formación y aprendizaje.

Una pizarra para niños puede ser de tiza, blancas o una pizarra mágica muy divertida que cuente con funciones electrónicas que hagan flipar a los más pequeños.

Una buena pizarra debe contar con marcadores, tizas o letras magnéticas, al igual que otros accesorios que ayuden a los niños a aprender.

A continuación les presentamos las mejores pizarras para niños:

1. Pizarra para niños Janod

Comenzamos la comparativa con una pizarra muy divertida, indicada para niños mayores a 3 años, es perfecta para pintar, escribir con rotulador y cuenta con una parte negra en la que podrán escribir con tizas, además de tener un rollo de papel en su parte superior que les permite a los niños despertar al máximo su ingenio y lado creativo.

Es una pizarra alta, que puede regularse entre 91 y 126 cm, por lo que acompañará a vuestro peque por años durante su crecimiento.

Tiene muy buenos acabados, fabricada en materiales de buena calidad que le brindan una construcción sólida, siendo también plegable y con un lindo diseño.

2. Pizarra para niños Arkmiido

Esta pizarra para niños de la marca Arkmiido tiene todo lo necesario para divertir a los más pequeños, todo mientras aprenden sobre letras y números de una forma divertida, ya que cuenta con diferentes accesorios como letras con imanes, números, símbolos y tazas de pintura para que aprovechen el juguete al cien.

Es una pizarra con doble cara, ya que a cada uno de sus lados encontrarán un lugar para dibujar, por lo que puede ser utilizado por dos niños a la vez.

Su altura también es ajustable, pudiendo llegar a una altura de 132cm, siendo muy fácil de limpiar y siendo su tiza antipolvo, por lo que no habrá problemas con el desorden.

3. Pizarra magnética para niños Arkmiido

Una pizarra para niños también de Arkmiido, pero con un diseño diferente que encantará a vuestros pequeños, ya que se trata de un tablero de dibujo con accesorios de lujo que incluyen desde 81 piezas con letras, borradores, cajas de tiza y 4 bucles antideslizantes que le brindarán una experiencia muy completa al jugar.

Esta es una pizarra que cuenta con una rotación de 360 grados, pudiendo ajustarla en cualquier ángulo, dependiendo de las necesidades de vuestros peques.

También es un poco más asequible que las anteriores, cuenta con dos caras para dibujar y será perfecta para ayudar a los niños con sus tareas, a solucionar problemas matemáticos y, sobre todo, a pintar sin tener que gastar grandes cantidades de papel.

4. Pizarra para niños ColorBaby

Por otro lado, tenéis esta pizarra con un diseño más clásico al estar fabricada en madera natural que le otorga también una gran resistencia.

Posee letras, números y símbolos magnéticos incluidos, con el abecedario completo para una fácil comprensión de vuestros peques, además de un ábaco y reloj de agujas.

Es un modelo ideal para niños de 3 años en adelante, ya que cuenta con piezas que pueden resultar muy pequeñas para menores de esa edad. El set de pizarra cuenta también con tizas de diferentes colores, así como también con un rotulador negro y un borrador.

Es sencilla de armar, pero no es un modelo plegable, así que debéis considerar ese factor si es algo importante al momento de guardarla.

5. Pizarra para niños Toys of Wood Oxford

Si buscáis un modelo de pizarra más compacto y portátil, este os encantará, ya que es sencillo de armar y podréis instalarlo en cualquier parte de vuestra casa, siendo además fácil de guardar, lo que os resultará en una ventaja si tenéis poco espacio en casa.

Tiene un marco de madera sumamente resistente que es también ajustable, además de que puede usarse fuera del marco en plano o en una mesa.

Vuestros niños podrán divertirse al dibujar, escribir y crear diferentes patrones con los bloques de formas que incluye el set, lo que beneficiará su aprendizaje al momento de memorizar el alfabeto, palabras y números.

6. Pizarra para niños Leomark

Se trata de una pizarra infantil 2 en 1 que permitirá pintar y dibujar sobre sus diferentes caras, ya que posee un lado acrílico y otro en el que los niños podrán utilizar tizas.

Su marco está fabricado en madera, siendo muy fácil de montar, además de contar con instrucciones que harán muy sencilla la instalación.

Las dimensiones de la pizarra son de 45 x 35 x 85 cm, es muy liviana, puede plegarse para ocupar menos espacio cuando llega el momento de guardarla y también es un set de pizarra y accesorios muy completo, por lo que será ideal para que los niños puedan sacar al máximo su ingenio.

7. Pizarra para niños NextX

Por último, tenemos esta pizarra en plástico que seguramente encantará a vuestros peques, al tratarse de un modelo muy divertido con diferentes caras, caballete y accesorios que ayudarán a sacar al artista que vive dentro de ellos.

Esta pizarra es muy fácil de almacenar, contando con una bandeja grande en la que pueden guardar todas sus herramientas de dibujo, como marcadores, tizas y borradores, teniendo un fácil acceso a los mismos.

Es una pizarra que sirve para estimular las actividades educacionales de los niños, sea dibujando, pintando y hasta haciendo garabatos.

Lo que más mola de este modelo de pizarra es que puede plegarse para facilitar su almacenamiento, al mismo tiempo que se instala muy rápido y puede instalarse en diferentes partes de casa.

Guía de compra de las mejores pizarras para niños

¿Qué es una pizarra para niños?

Una pizarra para niños es un excelente complemento para el aprendizaje de vuestros pequeños, ya que no solo se trata de un juguete, sino que es un juguete educativo que estimula diferentes habilidades durante su crecimiento, sobre todo su lado artístico y creativo.

Las pizarras para niños cumplen la misma función que cualquier otra pizarra, sea negra para tizas o pizarras blancas para utilizar rotuladores y es el de escribir, dibujar y hacer garabatos en su superficie.

También existen pizarras con una superficie magnética, donde los niños pueden utilizar piezas con imanes muy divertida, convirtiéndola en una pizarra mágica

¿Qué beneficios tienen estas pizarras para los niños?

Estas pizarras son ideales para los niños, ya que ayudan a que gastéis menos papel mientras los pequeños aprenden a dibujar, leer y escribir, son fáciles de guardar y hacen que ellos se sientan como todos unos artistas.

Además, son capaces de estimular sus habilidades motrices, la coordinación de mano-ojos, fomentan el aprendizaje visual, estimulan su desarrollo creativo e incluso el desarrollo emocional.

Lo mejor de estas pizarras es lo fácil que le resulta utilizarlas, sobre todo al momento de que vuestros niños quieran crear nuevas obras, sin hacer desastres y teniendo un lugar especifico para expresar su creatividad e imaginación a través del dibujo.

¿Son seguras de utilizar?

En términos generales, las pizarras son muy fáciles de utilizar, ya que sus piezas están diseñadas para que puedan ser usadas por las pequeñas manos de los niños sin que sea un problema, impidiendo pinchazos o pellizcos y protegiendo sus dedos.

Tomad en cuenta la edad de vuestros niños al momento de elegir una pizarra, ya que estas pueden tener imanes o piezas pequeñas que puedan ser riesgosas para los más pequeños.

¿Como elegir una pizarra para niños?

Existiendo tantos modelos diferentes de pizarras entre las cuales escoger, es necesario que os fijéis en las diferentes características que distinguen una de otra, de esta manera podréis llegar al modelo más adecuado y no solo os guiaréis por encontrar la más barata. Así que comencemos:

Versatilidad:

Con estas pizarras, la versatilidad es esencial, ya que dan al niño la posibilidad de dibujar, pintar y hacer más actividades con el mismo juguete. Por esta razón, una pizarra que cuente con accesorios, funciones didácticas y hasta dos caras de cada uno de sus lados, le brindará gran funcionalidad.

Existen pizarras inspiradas en los dibujos preferidos de nuestros pequeños, como pizarras de la divertida Peppa Pig o del famoso ratón Micky Mouse.

Almacenamiento:

Cuando se trata del almacenamiento, encontraréis que muchas de estas pizarras cuentan con un sistema de plegado que permite guardarlas incluso en los espacios más pequeños, lo que será sumamente útil si no tenéis mucho espacio disponible en casa.

Altura:

La altura de las pizarras para niños, como preferencia, deben ser ajustables, ya que les permitirá adaptar el juguete al tamaño del pequeño a medida que este vaya creciendo.

Durabilidad:

La durabilidad de estas pizarras suele estar ligada a los materiales de fabricación, donde el plástico resistente y las pizarras de madera natural son las más recomendadas, ya que podrán durar por mucho más tiempo.

Consejos para minimizar el desorden (sin dejar a un lado la magia)

Si sumáis la creatividad de un niño a rotuladores, tizas, pinturas y demás materiales de arte que puedan causar un desastre en casa, podéis tener por seguro que algo pasará y, no es culpa de nuestros pequeños, ellos solo quieren divertirse.

Sin embargo, para que cuidéis el espacio de juego y podáis divertiros al máximo sin tener que pasar horas limpiando, podéis seguir algunos consejos:

  • Limpia a medida que las manchas sucedan, esto impedirá que se hagan desastres más grandes y que luego sean muy difíciles de retirar.
  • Utiliza papel periódico en el suelo o cualquier otro papel reciclable que ayude a mantenerlo limpio de pinturas.
  • Comprad marcadores y pinturas de agua, estos son mucho más fáciles de limpiar.
  • Haced que vuestros niños se acostumbren a ser organizados con todos sus útiles y herramientas de dibujo.

¿Cuál es la edad perfecta para que los niños utilicen una pizarra?

Todos los niños son diferentes, algunos muestran sus intereses a más temprana edad y todo dependerá de su personalidad, su entorno y sus gustos, por lo que determinar una edad promedio para que comiencen a utilizar una pizarra es algo completamente subjetivo.

Si vuestro niño comienza a interesarse por el arte, podéis comenzar introducirlo al mundo de los colores, libros de colorear y una pizarra será una pieza ideal en su crecimiento.

Sin embargo, es conveniente que el pequeño tenga al menos 3 años, ya que expertos aseguran que a esta edad existe menos riesgo de asfixia por piezas pequeñas que puedan llevar a su boca y también poseen mayor coordinación e independencia.

Preguntas frecuentes

¿Estas pizarras vienen con accesorios y materiales de arte incluidos?

Todo depende del modelo a elegir. En su mayoría, cuentan con rotuladores, tizas, borradores y piezas magnéticas multicolor que los niños pueden utilizar para aprender a sumar, contar e incluso conocer el alfabeto con cada una de ellas.

¿Requieren de ensamblado?

También es algo que depende del modelo que penséis elegir y llevar a casa, ya que unas pizarras pueden venir listas para utilizar, mientras que otras requerirán de un armado o instalación.

¿Cuál es su tamaño?

Pueden venir en muchos tamaños y diseños diferentes, lo más común es que sean de altura regulable y que puedan ajustarse a medida que el niño va creciendo, pudiendo ir desde 50 cm hasta el metro y medio, por ejemplo.

¿Son fáciles de limpiar?

Sí, en líneas generales son bastante sencillas de limpiar, ya que con el borrador y una tela húmeda que paséis por su superficie quedará lista para ser utilizada otra vez.

¿Tienen un buen tamaño para ser almacenadas?

Los modelos que pueden plegarse son los mejores al momento del almacenamiento, ya que podéis lograr un tamaño muy pequeño que entrará en cualquier armario o espacio de guardado.

Otros modelos no cuentan con esta función, ya que una vez armados no pueden plegarse, cosa que debéis considerar antes de elegir.

También debéis considerar el espacio donde será ubicada la pizarra, si en la habitación de niños o cualquier otro espacio de casa.

¿Sus partes pueden ser remplazadas?

Sí, existen pizarras para niños cuyas partes podéis remplazar por nuevas, como los rollos de papel que muchas veces tienen y que puede llegar a gastarse, al igual que rotuladores y tizas blancas o de colores que también, después de uso constante, se terminen.