Beneficios-De-Las-Casitas-De-Juegos-Para-Niños

9 Beneficios de Las Casitas de Juegos Para Niños

redactora
Beneficios-De-Las-Casitas-De-Juegos-Para-Niños
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Tener una casita de juego para los más pequeños puede ser muy beneficioso para su desarrollo y crecimiento, ya que estas les brindan un espacio solo para ellos, en el que pueden dejar volar su imaginación y aprender jugando.

Desde habilidades sociales, hasta habilidades para la vida en general, son algunas de las cosas positivas que brindan estas casitas a través del juego de simulación, y acá conoceremos a detalle cada uno de estos beneficios.

1. Las casitas de juego pueden mejorar su salud

Casita-de-juego-para-niños

Al jugar con una casa de juguete para el jardín, los niños están en constante movimiento, utilizando una gran cantidad de energía mientras se divierten, lo que se traduce en una buena forma de ejercitarse sin que siquiera se den cuenta, lo que resulta mucho más conveniente que dejar a los más pequeños frente a una pantalla todo el día.

A medida que los niños van creciendo y pasan por diferentes edades, es necesario que estos cuenten con una mayor actividad física, esto los ayudará a ser más resistentes en cuanto a enfermedades y hará que tengan un sistema inmune mucho más fuerte, favoreciendo enormemente a que permanezcan sanos.

2. Las casitas de juego ayudan a que tengan mejores habilidades sociales

Otro de los grandes beneficios del juego con casitas para niños, es que estas ayudan a estimular la autonomía de los peques, haciendo que sean más independientes y, al mismo tiempo, fomentan su personalidad.

Esto ayuda a desarrollar sus habilidades sociales y su competencia lingüística, lo que es ideal para empezar a aprender sobre cómo desenvolverse en la vida real, ya que al jugar en grupos o con sus amigos, permite a los pequeños interactuar y crear a través del juego de rol diferentes escenarios, que les permiten aprender un montón de forma divertida.

Para hacer las cosas más sencillas de comprender, tu pequeño encontrará una gran diversión con estas casas de juego, al mismo tiempo que comparte con niños de su edad y mantienen conversaciones, crean situaciones, imitan lo que ven en su día a día y sus habilidades sociales mejorarán a través de ello.

3. Les enseñan a ser responsables

No solo las habilidades motoras, el lenguaje y la comunicación se ven beneficiados en los peques al jugar con una casita de juguete, sino que también sus valores y sentido de la responsabilidad se verán beneficiados y esto gracias a que, para jugar, es necesario que sigan ciertas reglas que ellos mismos crean con su ingenio.

También deberán seguir las reglas y medidas de seguridad que vosotros, como padres, les hagáis seguir para que puedan jugar sin problemas, ya que, si la casita los divierte en grande, estos seguirán todas las normas en orden de poder seguir utilizándola.

Siguiendo reglas y conociendo que de incumplirlas puede existir un castigo, los niños aprenden sobre la responsabilidad, todo desde muy temprana edad, lo que es perfecto para fomentar un desarrollo adecuado.

4. Los ayudan a dormir mucho mejor en las noches

Aunque suene como algo increíble o difícil de creer, uno de los beneficios del juego de rol, sobre todo del juego con casitas de juego, es que estas ayudan a los niños a que puedan dormir mucho mejor durante las noches.

El juego creativo permite a los más pequeños no solo mantenerse en movimiento, lo que ayuda a quemar energías, sino que también tienen su cerebro funcionando para crear cualquier tipo de escenario que emule a la vida, lo que, al final del día, se traduce en que podrán conciliar mejor el sueño.

Este beneficio es ideal para crear en nuestros niños, desde pequeños, un habito saludable al ir a la cama, ya que, muchas veces, pueden tener energía acumulada que les impide dormir al instante, beneficio que luego se traduce en un mejor desarrollo mental y físico, al tener suficientes horas de sueño.

5. Les permite conocer más sobre el mundo que los rodea

niña-jugando-en-jardín

Desde temprana edad, los niños pueden comenzar a interesarse por todas las cosas que los rodean, desde las más simples, hasta los temas más complejos, porque después de todo, se encuentran en una etapa en la que están absorbiendo información de manera constante, lo que puede traerles un montón de dudas que luego deberéis aclarar.

Una forma de hacer que los peques conozcan y entiendan sobre el mundo que los rodea es con el juego creativo o de rol, ya que esto les permite prepararse para diferentes escenarios de la vida, desde hacer las tareas del hogar en una casita de juguete, hasta hacer las compras, con una caja registradora para niños.

Las casitas de juego ayudan a que los niños tengan mayores habilidades para solucionar problemas, al brindarles un espacio de juego independiente en el que podrán desarrollar su autonomía, desde temprana edad.

Además, al instalarlas en el jardín, haréis que los peques tengan contacto con el mundo exterior, aprendiendo sobre la naturaleza y estimulando sus sentidos de la vista, el olfato, el tacto y el oído.

6. Tienen un mejor desarrollo físico

Al igual que las habilidades imaginativas y de estimular la creatividad, las casitas de juego también se caracterizan por beneficiar el desarrollo físico y las habilidades motrices de los más pequeños, esto al estimularlos a salir al jardín a divertirse y mantenerse en movimiento.

Las casitas de juego son perfectas para que los niños aumenten su crecimiento cognitivo, pero también son una opción perfecta para que tengan mejores habilidades físicas. Ya que los hacen más flexibles, con una mejor coordinación y los ejercita, todo al mismo tiempo que promueve su crecimiento sano.

7. Tendrán una mejor imaginación

Si hay un beneficio o ventaja que es obvio al jugar con casitas de juego o cualquier otro juguete con el que tengan que realizar juegos de roles, es que hace que los niños sean mucho más imaginativos.

Las casas de juguete estimulan el ingenio de los más pequeños, al tener que crear diferentes escenarios mientras juegan y se divierten, haciendo que tengan mejores habilidades de pensamiento lógico, todo mientras tienen un gran entretenimiento y diversión.

Las casitas de juego permiten también que los niños se conozcan a sí mismos, ya que surgirán necesidades, intereses, deseos y demás que querrán luego compartir con vosotros, ya que se sentirán con mayor confianza de expresar lo que sienten y lo harán también con más facilidad.

8. Permiten compartir en familia

Pues la verdad que estas casitas tienen beneficios en todas las direcciones, ya que permiten que podáis jugar con vuestros niños y tendréis una manera muy divertida de conectar con ellos, además de que os ayudará a desconectaros del estrés y las preocupaciones del día a día, al poder disfrutar y compartir con los más pequeños.

El jugar con vuestros niños también permite tener una mejor conexión entre padres e hijos, haciendo que ellos se sientan más cercanos a los adultos, ya que os encontraréis en su territorio que es el juego.

De igual manera, este tipo de juego también beneficia y mejora la relación entre hermanos, ya que pueden jugar de forma colaborativa y siempre tendrán a un compañero de aventuras.

9. Son juguetes muy versátiles

cuarto-de-juegos-para-niños

Estas casitas, además, no solo representan un juguete para utilizar de una sola manera, ya que son el sitio perfecto para que los niños hagan múltiples actividades.

Estas actividades pueden ir desde jugar a las familias, leer, dibujar, divertirse con sus amigos e incluso como un sitio para guardar otros juguetes y mantener su habitación en orden.