Los 7 Mejores Barcos a Control Remoto de Alta Velocidad

mejor-bote-a-control-remoto

Desde chico he sido un fanático de los barcos. Papá me compraba modelos escala que armaba y ponía a flotar y dije que al crecer tendría mi propia colección.

Ahora, que soy adulto, me gustan los modelos que funcionan a mando, por eso, para comenzar mi colección he decidido buscar, para empezar, el mejor barco a control remoto disponible en la oferta. Quiero tenerlos en exhibición y participar en competiciones.

¿Cuál es el mejor barco a control remoto?

Lo primero a tener en cuenta acá es que estos dispositivos rara vez son considerados juguetes, se usan para colección, exhibición y competencia, así que deben ser robustos y duraderos.

Un barco de control remoto con un tiempo de ejecución superior a los 9 ó 10 minutos también se considera bueno. Además de eso, debe tener tecnología antivuelco y gran alcance de maniobrabilidad.

Algo impermeable y con sistema anti zozobra pueden completar el cuadro de lo que se considera un barco de control remoto de alta gama.

A continuación les presentamos los mejores botes a control remoto:

1. Barco a control remoto de alta velocidad de Virhuck

Potente y robusto

No products found.

2. Barco a control remoto de ET

Adecuado para piscinas y lagos

No products found.

3. Barco a control remoto Venezia 40390 de Jamara

Armadlo a vuestro gusto y necesidades

4. Barco a control remoto Goolsky TKKJH105

Bello y potente

5. Barco a control remoto dirigible YRE 465081

Clásico y de gran rendimiento

6. Barco a control remoto de Toogoo 147526A1

Compacto y de alta velocidad

7. Lancha de control remoto Torro U001

Con función antivuelco

No products found.

Hay diversos modelos de barco a control remoto, desde el más caro hasta el menos costoso, pasando por diversos estilos, sin embargo, en cuanto a tipo, se conocen como más populares tres tipos de barco, éstos son:

Barco de vela – No se trata de un barco con motor, es decir, no usa control remoto, aunque eso no le resta precio, en él lo esencial es el viento ya que es precisamente este elemento el que lo pondrá a navegar. Su diseño suele ser como el de un barco pirata, común en determinadas películas.

Barco de carreras – El modelo favorito de los aficionados a las unidades de barco a control remoto. También los encontráis en versión nitro y suelen ser muy potentes y fáciles de usar. Los que usan mando son los más populares porque requieren un bajo mantenimiento y son menos ruidosos que los que usan combustible.

Barco a escala – Se trata de versiones pequeñas de barcos dotadas de gran realismo que no están diseñadas para la velocidad sino para coleccionar o la simple contemplación. En esta categoría veréis acorazados, algún barco de guerra o incluso hermosos trasatlánticos.

Para seleccionar uno de estos, es necesario que tengáis en cuenta una serie de aspectos que mejorarán vuestra inversión en algo realmente adecuado, éstos son:

Términos: hablando el lenguaje – Para tener un bote como estos deberéis tener un conocimiento mínimo de la terminología de forma que podáis armarlo o repararlo, en caso necesario sin mayores contratiempos. Así es importante que sepáis si el motor que tiene vuestro dispositivo a control remoto es sin escobillas, es decir, de mayor rendimiento, o de cepillo con tendencia al sobre calentamiento. Qué tipo de frecuencia de transmisor tiene el control remoto y cuáles son las partes como es el caso de estribor, quilla, casco, timón, puntal, puerto, arco, entre otros. Antes de llevaros cualquiera a casa es importante que dominéis la terminología.

Tipo de casco – Se refiere al estilo de cuerpo del bote y los más comunes son los monocascos, que tiene cuerpo en forma de V con la quilla en el punto medio. Los otros cascos conocidos son los de tipo hidroavión, ideales para carreras ovales y para aguas tranquilas, es casco de bote para pescar.   

Combustible o energía – Se refiere a la fuente que mueve el bote. Lo más común es que se haga a control remoto con el uso de baterías eléctricas, pero los modelos más grandes pueden usar motores o gas o combustible para mejorar velocidad y tiempo de ejecución, esto, sin embargo, no es barato, porque requiere mucho mantenimiento.

Rendimiento – En este caso es importante considerar velocidad, tiempo de ejecución, duración de la batería y maniobrabilidad.

Manejo – Lo más atractivo de un bote a control remoto es poder manejarlo como uno real, con giros, recortes y movimientos que les proporcionan velocidad sin que vuelquen. Algo con estas cualidades os servirá.

Velocidad – El promedio en un bote a control remoto es de 25m/h, cualquier cosa que esté alrededor de esa media es algo veloz.

Tiempo de uso y tiempo de carga – Debido a la velocidad que alcanzan, el tiempo de navegación es corto, en promedio de 10 minutos o menos, algo por debajo de eso no os resultará conveniente. El tiempo de carga, en contraparte, es cercano a una hora.

Auto corrección – Esta es una función interesante porque permitirá al bote poder enderezarse si se vuelca. Con presionar un botón el barco estará listo para seguir navegando.

Accesorios y suministros – El paquete debe venir con accesorios para poner a andar el bote: repuestos hélices, cargadores para el control remoto y otros elementos que se compran por separado como cinta de escotilla, entre otras cosas.

Esto es variable según el rendimiento del barco, sin embargo, en promedio el control remoto tiene un alcance que va a 30 a 100 metros aproximadamente.

Un barco no es sólo una pieza de exhibición, competencia o colección. Como todo, si no lo cuidáis acabará por no servir, así que aquí os dejo unos consejos:

Cuidado con el agua salada – Lo primero es mirar si vuestro bote es compatible con agua salada, algunos fabricantes simplemente no lo recomiendan, pero si no es el caso igual deberéis tomar previsiones. El mantenimiento y limpieza posterior es esencial.  

Silicona para sellar aberturas – Deberéis evitar a toda costa que el agua entre en el mecanismo de funcionamiento del bote, esta es una buena forma de hacerlo.

Cuidaros de las volcaduras – Lo ideal es tener un bote antivuelco. Si no es el caso deberéis drenar, limpiar y secar rápidamente el barco y sus componentes, una vez ocurra esto, para evitar daños.

Almacenamiento prudente – Necesitaréis verificar el estilo de almacenamiento antes de guardar vuestro bote, no es lo mismo un barco con motor de gas, gasolina o nitro a uno con componentes puramente eléctricos, de manera que al momento de guardarlo deberéis tener en cuenta esta consideración. Si es de combustible evitad lugares de muy altas temperaturas o donde se guarden también objetos incendiarios. Podéis drenar todo el combustible antes de guardar.

Cuidad bien del propulsor – Esta pieza es delicada y de gran importancia, si se daña, causará daños también en el rendimiento de vuestro bote de mando. Debéis hacerle un mantenimiento completo y si os corresponde reemplazarla deberéis cambiar con él mogollón de accesorios.

Mantened siempre el motor limpio – El motor es una de las principales piezas de un bote con mando a distancia así que su mantenimiento debe ser exhaustivo, principalmente si el motor funciona con combustible como gasolina o gas. En este caso, después de cada uso, lo recomendable es limpiarlo con detenimiento, colocarle dispersante de agua y limpiarlo en profundidad para luego secarlo y guardar el barco con el motor seco y limpio. 

No ignoréis el manual – Finalmente lo incluyen en el paquete por una razón. Usadlo razonablemente para preservar la vida útil de vuestro bote de mando y no estropear sus piezas por desconocimiento del funcionamiento de sus partes.

Periodista Escritora Locutora
E.Torres
Periodista / Escritora / Locutora
Ir arriba