La Historia de Lego: Un Juguete Que No Pasa de Moda

la historia de lego

La Historia de Lego: Un Juguete que no pasa de moda

la historia de lego

Una compañía de 86 años, que ha vendido millones de productos y alcanzado diversas partes del mundo. Todos conocemos a LEGO. Después de todo, sus juguetes, con las posibilidades e imaginación que estos ofrecen, nos han brindado grandes momentos de diversión con la familia y los amigos.

Sin embargo, esa compañía tan exitosa no salió de la nada. Así, hagamos un viaje al pasado, y conozcamos los orígenes de LEGO.

Orígenes de LEGO

Todo comenzó en 1932, cuando la Gran Depresión afectaba al mundo, muchos negocios quebraban y cientos de hombres con familias quedaban desempleados.

El negocio de la agricultura también se vio afectado. La crisis económica obligó a que Estados Unidos e Inglaterra dejaran de importar productos, y eso afectó gravemente a los granjeros de Dinamarca, ya que estos subsistían en base a exportar mantequilla y carne de cerdo.

Eso creó un efecto dominó en Dinamarca, que eventualmente afectó a un carpintero llamado Ole Kirk Kristiansen. Kristiansen trabajaba para los campesinos, pero estos dejaron de contratarlo y, de cierta forma, lo dejaron desempleado.

Kristiansen, que estaba casado y tenía 4 hijos (de entre 6 a 12 años de edad), perdió a su esposa Kirstine en medio de la crisis. En medio del luto y desesperado por conseguir proveer a sus hijos, Ole Kirk decidió montar un pequeño negocio local de carpintería el 10 de Agosto de 1932, con la esperanza de sobrevivir a los problemas financieros.

Ole Kirk decidió montar ese negocio, tras haber leído en una revista que algunos productos como escaleras, bancos para sentarse, escaleras de mano y tablas para planchar, eran fáciles de fabricar y se vendían bien.

El negocio empezó desde abajo, y Kristiansen hacía casi todo el trabajo. Por suerte, tenía la ayuda de su tercer hijo, Godtfred Kirk Kristiansen (de que por aquel momento, tenía 12 años de edad).

Cabe destacar que inicialmente, el negocio de Ole Kirk carecía de nombre.

Años 30

El negocio carpintería de Kristiansen padre empezó siendo bastante humilde y pequeño. Sin embargo, fue lo suficientemente exitoso y respetado como para mantenerse durante unos años.

Poco a poco, el negocio de carpintería fue ganando mayor alcance y clientela. Para 1934, oferta de trabajos era tal, que Kirk se vio obligado a contratar más trabajadores. No obstante, este negocio seguía siendo pequeño. Estaba conformado de solo 6 empleados, y su clientela se limitaba a los habitantes de la villa.

Ese mismo año, Kristiansen padre le dio al negocio de carpintería su emblemático nombre de ‘’LEGO’’. En danés, LEGO funciona como una abreviación de las palabras ‘’leg gotd’’, las cuales significan ‘’juega bien’’ en Español.

Al pasar los años, LEGO aumentó su clientela y sacó diversos productos, como patos de madera, una pelota de plástico para bebés, bloques de madera y ganchos para guindar la ropa.

En 1937, Godtfred Kirk Kristiansen (ahora con 17 años de edad) le dio al negocio su característico eslogan de ‘’solo lo mejor es suficiente’’. Y para 1939, LEGO constaba de diez empleados.

Poco a poco, el imperio estaba formándose.

Años 40

Para 1940, el pequeño negocio ya se había convertido en una compañía que fabricaba diversos productos. A Ole Kirk le iba bien, y Godtfred se posicionó como el manager de LEGO.

Sin embargo, no todo eran buenas noticias. En 1942, un incendio acabó con la fábrica, y con los productos que estaban almacenados en ella. No solo se quemaron los productos, sino también el inventario de la compañía y los planos para construir los objetos.

bloques de lego juntos

Este fue un duro golpe para Kristiansen padre, que se planteó brevemente terminar con su negocio. Afortunadamente, Kristiansen no se dio por vencido, y para finales del año, se reanudó la construcción de juguetes de madera.

No obstante, el incendio hizo que Kristiansen se plantease unas cosas para el futuro de su compañía.

Para 1943, el personal de LEGO estaba conformado por 40 empleados. Sus productos más vendidos eran los bloques de madera con decoraciones a los lados, las pelotas de plástico para niños, y un juego de mesa educativo del tráfico llamado Monypoli.

Las cosas iban bien, y en 1946, LEGO invirtió mucho dinero en una máquina de moldeo por inyección, la cual usaba plástico para fabricar juguetes. LEGO fue la primera compañía danesa en hacer semejante compra, y aunque la máquina era costosa (valía 30 mil coronas danesas), los ingresos de LEGO ese año fueron de 450 mil coronas danesas. Parece que podían permitirse la inversión.

El plástico utilizado era Acrilonitrilo butadieno estireno, el cual se distingue por ser rígido, duro, resistente a ataques químicos y a bajas temperaturas, insoluble al agua y, muy importante, resistente a la fricción y la abrasión.

Tras el incendio de 1942, Kristiansen padre tomó algunas medidas de prevención. Ese plástico era más complicado de producir, pero también era menos sensible al fuego y la combustión.

La máquina legó en 1947, y con ella, LEGO empezó a producir juguete de plástico. No obstante, los juguetes de madera también seguían produciéndose. Al fin y al cabo, eran muy populares entre los consumidores.

Ese mismo año, Gotdfred Kirk Kristiansen tuvo su primer y único hijo, Kjeld Kirk Kristiansen.

Al llegar a 1948, LEGO añadió 10 empleados más a su plantel (siendo 50 en total). En 1949, LEGO sacó los primeros ladrillos de encaje automático, que vendrían a ser la antesala de los clásicos ladrillos que todos conocemos. Los ladrillos de encaje automático fueron los más vendidos de 1949, junto a nuevos juguetes de plástico, como un soldado de plástico y un pescado de plásticos.

Años 50

A pesar de todo, los juguetes de plástico no fueron tan exitosos. Los Ladrillos de encaje automático no eran tan atractivos, y las ventas eran mediocres a lo mucho. Los ladrillos no eran lo suficiente robustos, no encajaban si los apilabas uno encima del otro, y no se sostenían bien.

bloques de lego para juntar

En 1951, Godtfred Kirk Kristiansen (con ahora 30 años de edad) fue nombrado vicepresidente junior de la compañía. Poco a poco, Godtfred fue adquiriendo el papel de su padre en la empresa.

Un año después, se filma el primer documental sobre LEGO, que muestra el proceso de fábrica en la compañía. Ese mismo año, Kristiansen padre decide que ya es hora de ampliar los horizontes de la compañía, y decide expandir las ventas y productos de LEGO a otros países.

Godtfred se pone manos a la obra. Pero mientras tanto, una vez llegados a 1953, el ladrillo de encaje automático es renombrado como ladrillo de LEGO. Fue aquí cuando el clásico ladrillo de LEGO nació. Sin embargo, este aún no adoptaba su icónico diseño.

Darle semejante nombre al ladrillo requería que el nombre de la compañía se registrara en los Registros Daneses, para así privatizar el nombre de la compañía y darle derechos de autor a sus creadores. Para 1954, el nombre LEGO ya estaba registrado, y Godtfred reanudó sus planes de expandir.

Los intentos comenzaron en 1954, cuando Godtfred se reunió con un agente de compras en Londres. Godtfred le explicó en qué consistían los productos de LEGO y le propuso hacer negocios, pero el agente se negó, alegando que sus juguetes carecían de ideas y propósito.

Godtfred sabía que algo le faltaba a sus juguetes, así que decidió cambiar unas cosas. En 1955, decidió sacar el Sistema de Juego LEGO, que traía 28 sets, 8 vehículos y partes suplementarias.  Godtfred lo presentó en una feria de juguetes en Nuremberg, Alemania. Sin embargo, las reacciones no fueron positivas.

Sin embargo, Godtfred continúo ofreciendo sus juguetes a otros posibles compradores, y ese mismo año LEGO comienza sus primeras exportaciones a Suecia. Un año más tarde, LEGO construye una sede en Hohenwestedt, Alemania, y los negocios extranjeros comienzan a prosperar.

Entre 1957 y 1958, el ladrillo LEGO tuvo dos cambios drásticos: el entrelazado, que hacía que los ladrillos encajaran al apilarlos uno sobre otro; y las tachuelas (colocadas por arriba) y las ranuras (colocados por debajo), que les daban mayor estabilidad y equilibrio si se apilaban.

Fue en 1958, cuando los ladrillos de LEGO consiguieron su icónico diseño. Desde entonces, las ventas mejoraron y la compañía entendió que lo importante no son los ladrillos, sino lo que puedes construir con ellos. Aquí fue cuando las ventas mejoraron, y los juguetes se volvieron más populares y accesibles para niños.

Lamentablemente, ese mismo año falleció Ole Kirk Kristiansen, a causa de un infarto. Tras su muerte, Godtfred Kirk es nombrado presidente general de la compañía, y LEGO construye nuevas sedes en Francia, Bélgica, Suecia e Inglaterra.

Además, la sede en Billund constaba ahora de 140 empleados. El imperio había perdido a su creador, pero estaba en buenas manos.

Años 60

Desgraciadamente, LEGO no comenzó esta década con el pie derecho. Ya que en 1960, un incendio devastador se produjo en la fábrica de juguetes de madera. Este incendio fue tan destructor, que los productos de madera fueron descontinuados definitivamente.

Aunque no todo fue malo. En el mismo año, LEGO instaló dos sedes nuevas en Finlandia y en los Países Bajos. Además, la sede en Billund se extendió masivamente, y aumentó su plantel hasta 450 empleados. A pesar del incendio, LEGO logró reponerse y regresar mejor que nunca.

Entre 1951 y 1952, LEGO comienza exportar sus productos en USA y Canadá, gracias a un acuerdo con la compañía Samsonite Corp. También crearon la rueda LEGO, que acompaña a los vehículos de sus sets de juego. La rueda se convertiría en una de las partes más populares, fabricadas y vendidas de sus sets.

Después de unos meses, instalaron unas sedes en Italia y Australia, y sus productos comenzaron a exportarse a Japón, Singapúr, Marruecos y Hong Kong.

LEGO había dado con la clave del éxito, y Godtfred lo sabía. A partir de ahora, LEGO se enfocaría en la calidad de sus juguetes, fomentar la imaginación y creatividad durante horas de juego, y ser accesibles para todo tipo de personas. Niños, Niñas, Adultos, todos. Lego ya no era solamente para niños.

Al pasar los años, LEGO comenzó a vender en Líbano, España, Perú y Curazao. Al mismo tiempo, la sede en Billund llegó a más de 600 empleados, y se construyó un parque temático llamado LEGOLAND (también construido en Billund). LEGOLAND abrió el 7 de Junio de 1968, y atrajo 3 mil visitantes en su primer día.

En 1969, la fábrica en Billund aumentó a 843 empleados. Pero eso no es todo, ya que LEGO liberó un nuevo tipo de ladrillos, en los que llevaban trabajando por varios meses. Los ladrillos, de mayor tamaño, diseños simples y dirigidos a niños menores de 5 años, se llamaron DUPLO.

Finalmente, el éxito llegaba a sus puertas. Sin embargo, esta compañía aún no era ningún imperio.

Años 70

Los años 60 fueron muy exitosos para la compañía, y los 70 continuarían la buena racha. Se crearon sedes en España, Portugal, Australia, Japón, Singapur y USA (luego de que el contrato con Samsonite se terminara).

lego de antaño

Por otro lado, LEGO sacó nuevos productos, como sets de castillos LEGO y sets del espacio. Además, también añadieron pequeñas figuras con brazos y piernas a sus sets, para que estas habitaran en los mundos que uno construyera.

LEGO dejaba de ser una compañía de juguetes, y se convertía en una exitosa marca internacional. La sede en Billund llegó a casi mil empleados, los productos comenzaban a exportarse a lugares como Hungría, y LEGOLAND llegaba a 5 millones de visitantes.

También salieron nuevos sets de creadores LEGO. Uno de ellos era Technical Sets, que estaban enfocados en la creación de figuras más complejas, e incluían piezas como engranajes, alfileres y ejes. En resumen, estos eran sets de LEGO para adultos.

Otros sets nuevos eran los de LEGO City, que buscaban emular la vida cotidiana y, a diferencia de los Technical, eran más accesibles.

Por otro lado, los ladrillos de DUPLO estaban rompiéndola por si solos. Vendían tan bien, que LEGO decidió construirle una sede individual a DUPLO en Billund, Dinamarca.

Y para cerrar esta década con broche de oro, Kjeld Kirk Kristiansen (hijo de Godtfred Kirk Kristiansen) se hace cargo de INTERLEGO A/S en 1979. Esta era una nueva compañía encargada de la manufacturación y distribución de los productos LEGO en Europa.

Sí, fueron buenos tiempos para lo que solía ser un pequeño negocio de Dinamarca. Y por fortuna, las cosas no parecían empeorar.

Años 80

Esta década también trajo mucha prosperidad y dinero para LEGO. Debido a eso, aquí no hay mucho que decir. Todo iba bien, y las ventas se mantenían sólidas.

Se construyeron nuevas sedes en Sudáfrica (aunque esta terminó cerrando en 1987), Brasil, Corea del Sur y Canadá. La compañía llegó a tener un total de casi 6 mil empleados alrededor del mundo, y sus productos se vendían en 115 países.

Al mismo tiempo, la línea Technical sets fue renombrada como LEGO Technic o simplemente Technic en 1984.

Para 1986, Godtfred Kirk Kristiansen se retiró de su puesto como presidente de LEGO System A/S, y su hijo Kjeld hereda el cargo.

Sin embargo, no todo fue perfecto. Las patentes que protegían a los ladrillos de LEGO se vencieron a mediados de la década, y tras eso, hubo muchos imitadores que trataron de usurpar el lugar de LEGO. Estos imitadores fabricaron sus propios ladrillos, con la esperanza de que nadie notara la diferencia. Por suerte, sí notaron la diferencia, ya que los productos de imitadores no tenían tanta calidad.

Una época de paz y prosperidad para LEGO, que ya se había cimentado como un imperio de juguetes. Por desgracia, los próximos años no fueron igual de tranquilos.

Años 90

En 1990, mientras Godtfred Kirk Kristiansen cumplía 70 años, su compañía era uno de los 10 fabricantes de juguetes más grandes del mundo, experimentaba crecimientos de dos dígitos en sus ventas, y controlaron aproximadamente el 80% del mercado de juguetes internacional. LEGO era simplemente imparable.

Esta fue la década en la que LEGO adquirió su actual logo, y LEGOLAND llegó a 25 millones de visitantes. Se construyeron nuevas sedes en Malasia, Japón, Hungría y México; mientras que la antigua sede en Sudáfrica abría nuevamente sus puertas.

Además, se hicieron exposiciones de construcciones LEGO en varios países del mundo, se construyó un nuevo parque LEGOLAND en Windsor, Inglaterra. Y China, que se había mostrado algo reacia con LEGO, permitió que se hicieran presentaciones de sus proyectos en el país.

Pero como dije antes, no todo fueron buenas noticias. Y es que, el 13 de Junio de 1995, Godtfred Kirk Kristiansen falleció a los 74 años. Godtfred ya se había retirado, así que su muerte no supuso un golpe en los negocios de la compañía. Pero LEGO había invertido y producido más de lo que podía, y eso la encerró en una burbuja financiera que eventualmente explotaría.

Para 1998, este imperio se encontraba lidiando con su primer déficit financiero. Es decir, que sus ingresos eran inferiores a sus gastos. La burbuja estaba por explotar. Tantos sets de construcción, tanas exposiciones y exportaciones para otros países. Había demasiada oferta, y la demanda no cubría sus gastos.

Sin embargo, LEGO tuvo un poco de suerte a finales de la década. Porque en 1999, firmaron un trato con Lucasfilm, compañía productora de Star Wars, para sacar múltiples sets basados en la trilogía de precuelas de esta franquicia.

Los ejecutivos originalmente se negaron, porque no querían que su marca inocente se viera involucrada en una franquicia violenta. Pero al final del día aceptaron, y los sets de LEGO Star Wars fueron unos éxitos indiscutibles.

Dominaron las ventas, supusieron el 15% de los ingresos ese año, y eran el perfecto regalo para cualquier fan de Star Wars.

Esto dio un pequeño respiro a la compañía. Pero la burbuja seguía estando allí, y explotó en 1999. El déficit fue tal, que LEGO pasó por una restructuración, la cual resultó en mil despidos.

Y solucionar las cosas no sería tan sencillo.

Años 2000

A pesar de todo, el trato con Star Wars le demostró a LEGO que sacar sets basado en franquicias o propiedades existentes podía ser lucrativo. Así que, en el 2000, finalizaron un acuerdo con Warner Bros., para producir una serie de sets de LEGO Harry Potter, que acompañaran el estreno de las películas.

LEGO inició el nuevo milenio más precavida. Las exposiciones se limitaron, la producción se controló y los gastos redujeron. Como resultado, la compañía danesa terminó el año 2000, con ganancias que superaban los gastos en 500 millones de coronas danesas.

Los sets de Harry Potter salieron en Noviembre del 2001, junto con su primera película, y fueron un éxito inmediato. Sobre todo porque faltaba poco para Navidad, y dichos sets eran los regalos de Navidad perfectos para muchos niños.

La compañía danesa también lanzó una nueva serie de sets titulados Bionicle, que fueron muy populares entre los compradores, y estaban dirigidos a un público más maduro. Los Bionicle eran originales, y contaban con su propio universo, lleno de historias y mitología.

Pero tan pronto las cosas empezaban a mejorar, LEGO regresó a sus viejos hábitos. Descuidaron sus juguetes originales, y produjeron más de lo que podían. Como consecuencia, sus ventas se hundieron un 30% en el 2002.

A eso, podemos sumarle que LEGO tomó decisiones perjudiciales, como cambiar el nombre de los ladrillos DUPLO a Explore en 2002. El público no reaccionó bien a este cambio, ya que muchos desconocían que DUPLO había cambiado de nombre. Así que LEGO tuvo les regresó el nombre de DUPLO en el 2004.

Por otro lado, LEGO no proveía suficientes inventarios de sets como Bionicle, a sus minoristas y comerciantes. Además, LEGO se había vuelto dependiente de Star Wars y Harry Potter. Los sets de ambas franquicias eran exitosos, pero cada año que no se estrenaba una película de Star Wars o de Harry Potter, las ventas disminuían considerablemente.

Y en el año 2003 no hubo ninguna película de Star Wars ni de Harry Potter, así que LEGO cayó nuevamente en un gran déficit.

En el 2004, los medios daban por sentado que LEGO quebraría, o sería comprada. Y de hecho, un ejecutivo conversón con Mattel sobre la posibilidad de ser comprados. La crisis era tal, que Kjeld Kirk Kristiansen renunció a su puesto como CEO, y fue reemplazado por Jørgen Vig Knudstorp.

Para tratar de solucionar el caos, Knudstorp vendió los parques de LEGOLAND, canceló todos los sets que vendieran mal, y se concentró solamente en los más exitosos del momento: Bionicle, DUPLO, Star Wars, Harry Potter y las ciudades.

Al mismo tiempo, Knudstorp presentó un plan de acción para reducir gastos. Una de las medidas, fue reunir toda la distribución para Europa y Asia en un mismo centro, ubicado en República Checa.

En el 2006, LEGO firmó otro contrato con Warner Bros. Esta vez, fue con la compañía DC Comics (propiedad de Warner), con la que acordaron sacar sets del héroe Batman. De esa forma, los sets de LEGO Batman salieron por primera vez en el 2006, y se vendieron bastante bien.

Para 2007, LEGO se encontraba de nuevo en buena forma. Celebraron su aniversario número 75, y consiguieron los derechos para producir sets basados en Indiana Jones.

A finales de la década, LEGO volvía a la cima, como el quinto mayor fabricante de juguetes internacional (en términos de ventas). También consiguieron un trato con Disney, para construir sets basados en sus películas y en las de Pixar. Y hablando de películas, Warner Bros. Estaba trabajando en una cinta sobre LEGO.

El precio fue alto, y LEGO dejó de ser un negocio familiar en esta década. Pero se hizo lo necesario para salvar este imperio, y una vez recuperados, solo debían mantener el poder.

2010 en adelante

Aunque la década pasada fue difícil, LEGO corrigió su rumbo exitosamente. Para el 2011, era la tercera compañía fabricante de juguetes más grande del mundo. Consiguieron licencias de propiedades como Piratas del Caribe, e incluso hicieron un nuevo parque LEGOLAND en Florida, que es el más grande jamás construido.

Jørgen Vig Knudstorp parecía ser el hombre apropiado para liderar a la compañía, y por suerte, muchas de sus decisiones dieron beneficios. Consiguieron los derechos para sacar sets de LEGO Minecraft, basado en el juego del mismo nombre. Así como también sacaron una nueva línea de juguetes originales, llamada LEGO Ninjago.

Cabe resaltar que no todo fue exitoso. En el 2010, lanzaron una línea llamada LEGO Universe, que no tuvo las ventas esperadas, y fue descontinuada dos años después. Además, la mesa directiva se amplió a 22 personas, en un intento de controlar mejor la compañía y concentrarse mejor en la accesibilidad del producto.

Aunque esas solo era piedras en el camino. Para inicios 2014, LEGO había cuadruplicado sus ventas de la década pasada, y planeaban colocar oficinas principales en Enfield (USA), Londres (Inglaterra), Singapur y Shangai (China).

Ese mismo año, Warner estrenó la cinta animada de The Lego Movie o La Gran Aventura Lego, que estaba basada en los juguetes de esta compañía. La cinta fue un gran éxito, tanto en taquilla como en críticas, y dio la seguridad a LEGO para seguir produciendo películas animadas de sus juguetes al cine.

Para inicios del 2017, el crecimiento anual de la compañía era de un 6%. Los juguetes se vendían en más de 140 países, y estaba compuesta por más de 18 mil empleados. Todos de diferentes razas y nacionalidades.

Jørgen Vig Knudstorp, al ver que su trabajo está hecho, decidió ceder el puesto de CEO a Bali Padda, que solía ser el jefe oficial de operaciones. No obstante, Knudstorp continúa siendo parte de la mesa de directivos, y apoya ciertas decisiones empresariales.

Sin embargo, en Octubre del 2017, Padda sería sustituido como CEO de LEGO, por Niels B. Christiansen.

Por otro lado, Kjeld Kirk Kristiansen (que tenía control de la mayoría de las acciones) regresó y discutió el tema generacional con la mesa directiva. LEGO había sido un negocio familiar por generaciones, y Kjeld quería que su hijo, Thomas Kirk Kristiansen, heredara un lugar. Así como Kjeld lo heredó de Godtfred.

Fue una larga discusión (en la que Knudstorp estuvo a favor del tema generacional). Al final, a Thomas Kirk se le dio un lugar en la compañía, como presidente de LEGO Foundation y vicepresidente de LEGO System A/S.

Actualmente, LEGO se encuentra fuerte y continúa haciendo negocios.

Conclusión

Es increíble pensar que este imperio de ladrillos comenzó como un humilde negocio de carpintería. Pero a base de trabajo, esfuerzo y calidad, LEGO se convirtió en una de las mayores fabricantes de juguetes.

Sus sets han sido comprados por millones, han fomentado la creatividad en niños, y han alcanzado inmensos niveles de popularidad. Si tú crees que la arquitectura LEGO ayudó a tu imaginación y creatividad, entonces la familia Kristiansen y sus miles de empleados lograron su objetivo.

Articulo escrito por
Periodista-Locutora-y-redactora
Ingrid Alvarez
Periodista y Locutora
Ir arriba