Las Mejores Camas Infantiles del 2019 (Comparativa)

Guía de Compra
mejor-cama-infantil

Para cualquier niño en crecimiento, uno de los momentos claves en su infancia es cuando llega el momento de dejar la cuna para pasar a una cama infantil, que, para acostumbrarse, deben pasar por noches y noches de sueños (y quizás algunas pesadillas).

Sin embargo, si tu niño cuenta con todo el apoyo y la mejor cama infantil, logrará superar esta etapa sin ningún temor, lo que hará que pueda dormir con comodidad, además de recobrar energías y todo sin pasarse a tu cama en el medio de la noche.

A continuación les presentamos las mejores camas infantiles:

Las 7 Mejores Camas Infantiles

1. Cama infantil Abitti

No products found.

Para comenzar la comparativa se encuentra esta cama nido de una excelente calidad, que se encargará de acostumbrar a vuestros peques a dormir con comodidad y los acompañará durante su crecimiento ya que cuenta con unas medidas de 199cm de ancho x 69cm de altura x 96cm de fondo.

Esta cama para niños incluye dos amplios cajones en su parte inferior, por lo que permite guardar diferentes prendas de ropa e incluso juguetes, para una habitación siempre ordenada.

Es importante que sepáis que este modelo de cama no incluye somieres, pero resalta que es sumamente fácil de montar y de gran resistencia.

2. Cama infantil Nobiko

Con un divertido diseño de coche y un colchón que es perfecto para que vuestro niño duerma de lo más cómodo, esta es un modelo ideal para su transición de una cuna a una camita.

Es un modelo hecho de paneles melaminados que cuentan con certificación higienica para una máxima seguridad, además de que las pegatinas utilizadas para decorar son totalmente inodoras, atóxicas y no provocan reacciones alérgicas.

Es una cama de niños que brindará una noche de sueño tranquila, además de mantener su cabeza protegida al contad con bordes asegurados que evitan que el pequeño pueda caer de ella cuando duerme. Tiene un montaje sencillo y una excelente relación calidad-precio.

3. Cama infantil Habitdesign

Con unas medidas de 200 cm de ancho, 69 de alto y 96 de fondo, esta cama para niño es perfecta para que vuestro peque comience a acostumbrarse a dormir en un nuevo lugar, dejando la cuna atrás, y sin peligros de caer ya que es un modelo bastante seguro.

Este mueble de cama está fabricado con materiales de muy buena calidad, lo que garantiza su duración en el tiempo y con el espacio suficiente para poner dos colchones, uno en su parte superior y otro en su parte central.

Es de muy fácil montaje, solo tendréis que seguir algunas instrucciones para que vuestro pequeño pueda comenzar a disfrutar de ella y a dormir durante toda la noche.

4. Cama infantil KidKraft

Entre las opciones de camas infantiles para niñas encontraréis este modelo de la marca KidKraft muy recomendada por su gran calidad de construcción, al estar fabricada en madera robusta que le brinda una gran resistencia.

Es una cama compatible con casi todos los colchones de cunas, por lo que la transición para la pequeña no será problemática, además de que cuenta con un lindo diseño que le encantará, con ventanas laterales que se abren y cierran y detallados dibujos de casas de muñecas.

Esta cama cuenta con unas cercas en sus laterales que permiten a la niña dormir muy segura, ya que la protegen de caer mientras duerme tranquila en la noche.

5. Cama infantil Interbeds

Si queréis que la transición sea mucho más sencilla para vuestro peque, esta cama individual que, fabricada en madera de pino y con un somier de madera flexible, se unirán a un colchón de espuma de poliuretano de alta resistencia para brindarle la mayor de las comodidades a vuestros niños, esto con un diseño parecido al de una cuna.

Este modelo más asequible cuenta con autoensamblaje para que no tengáis que preocuparos por una instalación difícil, además de poseer una barrera de seguridad que, a medida que el niño crezca, pueden removerse fácilmente para dejarlo con una cama estándar.

6. Cama infantil BestByMax

Para poder evitar cualquier mal sueño en el proceso de adaptación de tu niño a una cama y que este pueda tener un sueño tranquilo, es recomendable contar con un modelo de excelente calidad, como este con divertidos diseños de carros que cuenta además con un colchón de espuma incluido para un máximo confort.

Es un modelo mucho más barato que otros del mercado, hecho con una fabricación súper resistente, que será capaz de soportar hasta 60 kilos para acompañar a vuestro peque por muchos años.

Es una cama muy bonita, de tamaño adecuado, con barreras de seguridad y muy sencilla de limpiar para no complicaros con su instalación.

7. Cama infantil Leomark

Terminando la lista con un modelo menos costoso, pero que igual os sorprenderá por su gran calidad, es este de Leomark que posee unas dimensiones de 144 cm de longitud, 76 de anchura y 65 de altura, además de un peso de solo 28 kilos.

Es una cama con una instalación sumamente sencilla, cuenta con instrucciones adjuntas, además de tener unos altos entandares de seguridad que brindan sus materiales de fabricación.

Estas camas son ideales para hacer la transición de la cuna, son bajitas, por lo que el niño podrá subirse con facilidad y su tamaño hace que entren fácilmente en la habitación.

Guía de compra de las camas infantiles

La transición de cuna a cama

Una de los primeros momentos que marcan a los niños, es cuando deben dejar su cuna y pasar a una cama, sea esta una litera o una cama doble, los pequeños deben acostumbrarse a otra forma de dormir, lo que es totalmente necesario para su desarrollo.

mejores camas para ninos

Expertos indican que, para la edad de los 3 años, los niños ya deben estar listos para hacer este cambio y, como padres, es necesario ubicar una cama que sea lo suficientemente cómoda y segura para que ellos puedan sentirse tranquilos al dormir.

Buscar entre diferentes tipos de camas, sean camas de plataforma, una cama litera doble o un modelo individual os ayudará a elegir la mejor opción, pero, primero es necesario conocer cada uno de los tipos existentes.

Tipos de camas para niños

Muchos padres solo conocen el modelo estándar de cama, pero hay otras opciones entre las cuales podéis buscar:

Camas cunas:

Estas son las más recomendadas para iniciar con la transición del niño, ya que son camas que cuentan con barreras, muy parecidas a las cunas, que impiden que los pequeños puedan caer al dormir.

cama-cuna

Camas individuales:

Este es el modelo más popular cuando se trata de camas infantiles, ya que su tamaño es perfecto para los niños y para su habitación. Pueden tener diferentes medidas, dependiendo del modelo elegido.

cama-individual

Literas:

Todos conocemos las literas, estas son camas dobles que están una arriba de la otra, ideal si tenéis más de un niño y queréis ahorrar espacio en sus habitaciones. Tomad en cuenta las medidas de seguridad de la cama y que esta tenga barreras que impidan que alguno de los niños pueda caer.

Camas cabaña:

Esta es una opción popular entre los niños más grandes y los adolescentes. Se trata de una cama con un marco elevado que separa el colchón del suelo, siendo ideal cuando no tenéis mucho espacio en casa, además de contar con gavetas o cajones donde podréis guardar objetos.

Camas elevadas:

Estas camas se caracterizan por tener un marco elevado, además de un espacio de almacenamiento en su parte inferior, siendo ideales para las habitaciones de los pequeños.

cama-elevada

Consejos para comprar una cama infantil

Tamaños de las camas para niños

Estas camas infantiles pueden venir en diferentes tamaños, pudiendo ir desde las más pequeñas, con unas dimensiones de 75 cm x 120 cm, hasta las más grandes, que son dobles y pueden tener medidas de 120 cm x 190 cm.

Elegir entre uno u otro modelo dependerá de vuestras necesidades, además del espacio que tengáis disponible en la habitación de vuestros peques.

Marcos y materiales

De igual manera, es necesario que toméis en cuenta los materiales con los que ha sido creada la cama para vuestros niños.

Cada material tiene beneficios únicos y elegir, nuevamente, dependerá de lo que busquéis y las necesidades de los niños.

Camas de metal:

Este tipo de cama fabricado en metal han existido por muchos años, pero, existiendo otros materiales más seguros, no son consideradas como la mejor opción, aunque suelen ser muy duraderas.

cama-de-metal

Camas de madera:

La madera y el MDF son de los materiales más utilizados en camas infantiles, siendo resistentes, bonitas y además muy duraderas, sin contar que son seguras para los más pequeños.

cama-de-madera

Cama infantil de plástico:

Este es otro tipo de cama muy utilizado y buscado por su gran calidad, además de que son muy fáciles de ensamblar, de limpiar, son versátiles y mucho más económicas que las de madera y metal.

Además de todo lo planteado, es importante que también mantengáis presente lo siguiente:

Precio:

Los precios de las camas infantiles pueden ir desde los 90 euros, siendo los modelos más asequibles, hasta camas de más de 200 euros que tendrán cajones para almacenar o contar con doble colchón.

Es ideal que tengáis un presupuesto previo que os ayude a reducir opciones.

Ensamblaje:

¿Qué tan sencilla es de armar la cama? Este es otro factor necesario a considerar, para que no tengáis que preocuparos por una instalación difícil o tener que llamar a un profesional que lo haga por vosotros.

Por partida doble:

Si tenéis dos niños en casa, entonces una litera será la mejor opción, ya que ocupan menos espacio y los pequeños podrán crear memorias y vínculos al compartir sus camas, lo que las hacen más divertidas.

Espacio de almacenamiento:

Este tipo de cama cuenta con cajones en su parte inferior, suelen ser un poco más grandes, pero brindan un buen espacio de almacenamiento para juguetes y otros objetos.

Divertidas y funcionales:

Las camas infantiles pueden contar con funciones muy divertidas, como casitas de muñecas o espacios que podéis personalizar según el gusto de los niños, con temas espaciales o de ciencia ficción que seguramente amarán.

Para su crecimiento:

Recordad que no serán niños para siempre y que una cama con un diseño de pirata o de coche no será la más apropiada cuando ya no sean tan pequeños.

Pensando en esto y en hacer una buena inversión, podéis elegir una cama con un diseño que se adapte a su crecimiento y que pueda usar por varios años sin problemas.

Colchones para niños:

Al igual que la estructura o marco de la cama, es importante que los niños cuenten con un colchón que brinde un colchón adecuado, que les brinden confort y sean ergonómicos, adaptándose a sus cuerpos y haciendo que puedan dormir bien durante toda la noche.

Conclusión

Elegir la cama perfecta puede hacer la diferencia al momento de que a vuestros niños les toque dejar atrás la cuna.

Es necesario que siempre elijáis una cama hecha con materiales resistentes, que sea muy cómoda y que cuente con la altura adecuada, además de tener características de seguridad adecuada.

No olvidéis tomar en cuenta el espacio que tenéis disponible en casa, es decir, en la habitación del niño, ya que esto podría cambiar la elección del tipo de cama a uno más pequeño.

El colchón siempre debe ser ergonómico y adaptable a la espalda de los niños, además, la versatilidad en funciones divertidas y de almacenamiento también serán una gran idea.

¿Es necesario hacer una gran inversión de dinero en una cama infantil? Pues ya sabéis que existe una gran variedad de precios y que siempre podréis encontrar un modelo de calidad que sea además duradero.

Ya conocéis todo lo necesario para elegir la mejor cama, ahora, es momento de llevar una a casa.

Patricia Navarro
Patricia Navarro

Patricia es una chica que a la que le encanta escribir. Le apasiona compartir sus opiniones sobre todo lo que llama su atención y los juguetes, por ser tan divertidos, son una de estas cosas. A través de sus escritos te enseñará cómo elegirlos, usarlos y hacer que vuestros niños los disfruten al máximo.

Ir arriba