6 Trucos Para Limpiar Juguetes de Peluche Gigantes

peluche-grande

Bellos, adorables, amorosos y provoca abrazarlos todo el tiempo. Así son los juguetes de peluche y eso los consentidos de la casa lo saben bien.

Tanto los famosos osos como cualquier tipo de animal de juguete fabricado en este material, pueden contener una gran cantidad de polvo, gérmenes, ácaros, piojos, chinches y otros agentes alergógenos, lo que los convierte inmediatamente en potenciales  fuentes de enfermedades silenciosas.

Pero no entres en pánico, hemos venido a tu ayuda para mostrarte una manera segura de limpiarlos para preservar el juguete del niño, no solo para jugar, sino también para conservar su salud.

La mejor herramienta

un-peluche-gigante

Los juguetes pueden entrar en contacto con cualquier cantidad de gérmenes mientras que los niños los llevan de aquí para allá. Saliva y cualquier otra secreción pueden causar moho y hongos y seguramente empezarán a tener malos olores con el tiempo.

De ahí que la limpieza de juguetes y peluches es muy importante ya que es una excelente manera de no solo mantener limpio y seguro al  juguete, sino también a ayudarlo a resistir el paso del tiempo.

Limpiar animales de peluche grandes y osos de peluche es fácil cuando tienes una bolsa «Teddy Needs a Bath» o “Teddy necesita un baño”, por su traducción al español.

Se trata de un lienzo grande, con cremallera, 100% algodón, cuyas dimensiones en general son de 20 pulgadas por 22 pulgadas. Es básicamente una bolsa ecológica que sirve para lavar peluches, muñecas, osos de peluche y hasta juguetes para mascotas.

Consiste simplemente en introducir el oso, el muñeco de peluche o la muñeca en esta bolsa de lona con cremallera. La cierras, lavas en una lavadora de carga frontal y luego lo llevas a la secadora a temperatura baja. ¡Listo! Como por arte de magia lo dejará como nuevo.

Si puede caber en la lavadora, -aunque no todos son aptos, revisa la etiqueta primero- agregue dos o tres tapas de vinagre destilado al ciclo de enjuague y rocíe ligeramente bicarbonato de sodio en la mezcla.

Sin embargo, si le colocas demasiado calor  puedes dañar los materiales del juguete. Entonces, a menos que haya una etiqueta clara en el juguete que muestre lo que puede soportar, lo mejor es evitar los suavizadores y las secadoras.

Las pruebas de seguridad informaron que el aseo en este tipo de bolsas elimina el 99.9% de los gérmenes y otros microorganismos como E. Coli.

Pendiente de los que tienen cajas de sonido o usan baterías. La bolsa para bañar a Teddy no los protegerá durante el lavado.

No te olvides de retirar todos los accesorios que puedas como cintas, lazos o trajes. Lava estos artículos por separado de acuerdo con sus etiquetas de cuidado. En caso de duda, lava los accesorios a mano con agua fría y cuélgalos para que se sequen bajo el sol.

Una ventaja de las bolsas “Teddy needs a bath” es que puedes lavar varias piezas a la vez. Recoge todos los juguetes que quepan cómodamente y así ahorra agua y detergente.

Si no tienes una de las famosas bolsas especiales, no te preocupes que todo en esta vida tiene solución. Opta por usar una funda de almohada, ciérrala de manera segura y colócala en la secadora durante unos minutos. ¡Voilà! Problema resuelto.

¿Qué pasa si no tengo secadora?

maquina-de-lavar-ropa

Cuando lavas los juguetes en la bolsa y los colocas en la secadora, saldrán esponjosos y no necesitarán cepillarse. Pero si no cuentas con una secadora en casa, no te desanimes, igual puedes lavar tus peluches en la lavadora y secarlos al aire libre.

Programa la máquina para el lavado delicado y deja que los juguetes se sequen al aire, luego pasa un cepillo sobre el peluche y quedará suave, esponjoso y como nuevo.

El tamaño sí importa

como-limpiar-los-peluches

No hay corazón que se resista a un oso panda gigante de peluche ¡Es lo más tierno que puede existir! ¿O que tal un cariñoso Minion? Pero mientras más grande es, también es más difícil de mantener.

Los cuidados para un juguete de peluche gigante son los mismos que lo que le darías a un peluche de tamaño regular, solo que tendrás que hacerlo a escala ya que no existe máquina de lavado que pueda con ellos.

Veamos cómo puedes simplificar el proceso:

1. Primero comienza con una aspiradora:

Aspira el juguete por todos lados con un cepillo pequeño para obtener los mejores efectos. Luego toma un poco de bicarbonato de sodio y  mézclalo con un poco de vinagre en agua caliente y frota la piel del muñeco con un paño húmedo.

Esto hará que los ácaros se mueran fácilmente ya que no se la llevan bien con el calor, además, alejas los malos olores con la ayuda del bicarbonato.

2. Un gran baño:

lavar-un-peluche

Puedes meterlo en la bañera y darle un buen baño, pero debes estar consciente de que el juguete absorberá toda el agua y tardará muchísimo en secarse.

3. Poco a poco:

Una mejor manera sería lavar por puntos. Mezcla el jabón y el agua y usa un cepillo suave a medio para frotar el juguete. Limpia con un paño húmedo hasta que todo el jabón se haya enjuagado. Luego, deja que el animal de peluche gigante se seque lentamente a temperatura ambiente

Encuentra un lugar discreto en el fondo del juguete o en un área cubierta por su ropa. Prueba la solución de limpieza para asegurarte de que no dañe o decolore el pelaje del animal. Si lo hace, prueba con otro detergente.

4. Esponjoso de nuevo:

Puede que el peluche no quede igual de esponjoso y suave después del lavado. Para devolverle la vida puedes usar un secador de pelo. También consigue un peine y dale un estilo al pelaje mientras se seca. Simplemente puede peinarlo para que regrese a su estado normal y ser aún más esponjoso.

No uses cepillos o peines que puedan estar contaminados con laca para el cabello, gel u otros productos para el cabello.

5. Aplica calor:

Una forma más fácil de limpiar un peluche gigante es usar un limpiador a vapor. Colóquelo en una configuración baja o media y limpie bien el juguete. Puedes usar el accesorio de cepillo para peinar el pelo y acicalarlo como quieras.

Otra alternativa es usar un rodillo de pelusa o incluso aspirar con la boquilla para cortinas para absorber la suciedad y la mugre.

6. Que rico huele:

A veces no es necesario lavar el muñeco. Puede que con quitarle el mal olor sea suficiente. Déjalo en una bolsa de plástico grande y espolvorea con bicarbonato de sodio.

En tal caso de que el peluche sea demasiado grande para ponerlo en una bolsa, colócalo en una lona o sábana y rocía bicarbonato de sodio sobre él.

Deja que el bicarbonato de sodio repose durante al menos una hora para absorber los olores desagradables. Luego aspira para eliminar los restos.

Un verdadero problema: Si alguna parte del juguete está realmente manchado, opta por usar jabón en barra puro y un cepillo para las uñas.

Simplemente moje el cepillo y frótelo en la barra de jabón. Cree una buena espuma y frote el peluche limpiando el área con un paño húmedo hasta que todo el jabón se haya enjuagado.

Articulo escrito por
Periodista-Locutora-y-redactora
Ingrid Alvarez
Periodista y Locutora
Ir arriba